English: English
Tips para vivir mejor con Síndrome de Sjogren

Vivir con Síndrome de Sjögren, consejos para calidad de vida

Tips para vivir mejor con Síndrome de Sjogren

Lamentablemente, el síndrome de Sjögren es una enfermedad frecuente pero aún desconocida. Se estima que afecta a cinco de cada 100 mil habitantes, siendo más frecuente en mujeres de entre 45 y 55 años. Se trata de una enfermedad autoinmune y sistémica, que produce sequedad en las mucosas y daño en los órganos internos.

En esta nueva entrada de blog te daremos unas recomendaciones para vivir con síndrome de Sjögren, la enfermedad en la que el sistema inmunológico ataca a sus propias mucosas.

¿Qué es el síndrome de Sjögren?

El síndrome de Sjögren es una enfermedad de origen autoinmune. Esto significa que no tiene cura, pero se pueden tener pocas complicaciones médicas si llevas un estilo de vida saludable y sigues al pie de la letra el tratamiento que te indique tu médico, que podría ser gotas para los ojos, ungüentos para reemplazar las lágrimas, medicamentos para estimular la saliva, cuidados para tu boca, entre otros.

¿Con qué otros nombres se le conoce?

El síndrome de Sjögren se abrevia como SS. Ya que los síntomas del síndrome de Sjögren se parecen mucho a los de otras enfermedades, como el síndrome del ojo seco, el lupus y la artritis reumatoide, el diagnóstico puede tardar varios años. Por esta razón, tener visitas de rutina con el médico y realizarte análisis clínicos le ayudará al especialista detectar cambios en tu organismo y hacer un diagnóstico oportuno.

Además, en caso de padecer otras enfermedades como la diabetes, artritis reumatoide o hipotiroidismo, que también se asocian con la sequedad, es importante que reciban el tratamiento adecuado para que no compliquen los síntomas.

Recomendaciones generales para combatir los síntomas

  1. Usa compresas frías y calientes (alternadas) para aliviar el dolor muscular y articular asociado al síndrome de Sjögren. El calor ayuda a relajar los músculos y la rigidez articular, mientras que el frío ayuda a desinflamar y aliviar el dolor.
  2. ¡Descansa! Nadie conoce tu cuerpo mejor que tú, y si necesitas descansar, tómate unos momentos para ti. Recuerda que en el síndrome de Sjögren es común sentir fatiga crónica y dolor articular. Procura dormir tus ocho horas diarias y tomar descansos a lo largo de tu jornada laboral.
  3. Mantente hidratado. La hidratación es clave en el síndrome de Sjögren, esto incluye el agua que bebes a lo largo del día, pero también el consumo de alimentos ricos en agua, el uso de cremas emolientes y un humidificador para mantener húmedo el ambiente de tu hogar.
  4. Reduce el consumo de cafeína, alcohol, tabaco y otros productos que provoquen deshidratación.
  5. Usa aerosoles y geles nasales para mantener humectada tu nariz y evitar que se congestione.
  6. Usa gafas de sol para salir a la calle y proteger tus ojos del polvo, aire y los ventiladores de centros comerciales.
  7. Si tienes problemas para tragar, consume alimentos blandos y húmedos, asegúrate de que las verduras estén bien cocidas y corta en pedazos muy pequeños las frutas duras como la manzana. Los caramelos duros sin azúcar son recomendables para ayudar a estimular la saliva.
  8. Bebe agua en pequeños sorbos a lo largo del día para mantenerte hidratado.
  9. Evita el uso de enjuagues bucales con alcohol y otros productos para el cuidado de tu boca que no causen irritación.
  10. No fumes y mantente lejos de los fumadores porque el humo del cigarro acelera la evaporación de la saliva.
  11. Respira por la nariz y no por la boca.
  12. Respeta tus horarios de comida y mantén una alimentación saludable.
  13. Mantén cerca de ti una crema hidratante para las manos para ponerte varias veces a lo largo del día.
  14. ¡Protégete del sol! Usa protector solar cuando salgas a la calle, aunque esté nublado. Usa sombrilla, gafas, sombrero, prendas ligeras de manga larga.

Tratamiento con células madre mesenquimales

El potencial de regeneración celular de las células madre mesenquimales, la regulación del control del sistema inmunológico y las propiedades inmunomoduladoras abren una oportunidad de recuperación, de reducción de las reacciones inflamatorias y la mejora en la calidad de vida del paciente afectado por el síndrome de Sjögren. Además, el uso de células autólogas evita el riesgo de rechazo del receptor, así como la necesidad de estudios de compatibilidad genética.

Si buscas un tratamiento de células madre para síndrome de Sjögren de alta eficacia y te has convencido de que la terapia de células madre son tu mejor alternativa, agenda una cita en ProgenCell a través de nuestro formulario de contacto, con gusto te brindaremos la atención que necesitas.

¿La terapia con células madre es adecuada para usted? ¡Comience su proceso en línea GRATIS ahora!

Últimas publicaciones:
Contáctenos:





    Categorías de blog:

    Facebook Comments

    Sobre el autor:

    Deja un comentario

    × ¿Cómo puedo ayudarte?

    START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH