English: English

Tratamiento de Células Madre para Esclerosis Múltiple

Stem Cell Therapy and Multiple SclerosisHablemos de Esclerosis Múltiple

Las neuronas se comunican entre sí por medio de señales eléctricas. Estas señales son conocidas como potenciales de acción y viajan a través de fibras largas llamadas axones, las cuales están cubiertas de una sustancia aislante conocida como mielina. Cuando se pierde la mielina, los axones ya no pueden emitir señales de comunicación de manera eficaz.

¿Cuáles son las principales áreas afectadas?

Aunque existe bastante información sobre los mecanismos involucrados en el proceso de esta enfermedad, todavía se desconoce lo que la causa. Los síntomas más frecuentes que se puedan tener en común son:

  • Debilidad general
  • Dificultad para caminar y movilidad limitada
  • Dificultad para dormir o descansar
  • Complicaciones de oído y habla
  • Visión perjudicada
  • Alteraciones de orina (ya sea incontinencia o retención)

La Esclerosis Múltiple y sus diferentes clasificaciones

Sus síntomas pueden presentarse rápidamente en ataques discretos (recurrente) o se acumulan con el paso del tiempo (progresiva). Los síntomas pueden desaparecer parcial o completamente entre cada ataque, pero es muy probable que se produzcan problemas neurológicos permanentes, en especial mientras progresa la enfermedad. Expliquemos detalladamente las diferentes clasificaciones de la Esclerosis Múltiple.

  1. Primaria Progresiva: Los pacientes sufren de un síntoma que nunca desaparece, solo avanza. Esto no significa necesariamente que el avance es rápido y severo, ya que cada paciente es diferente.
  2. Recurrente Remitente: En esta etapa, los pacientes sufren de diferentes síntomas ocasionados por una crisis aguda. Tales síntomas pueden durar un cierto periodo de tiempo y mejorar eventualmente hasta desaparecer parcial o completamente. Pueden pasar periodos de tiempo, hasta años, sin que se presente una crisis (remisión) antes de que vuelva a aparecer.
  3. Progresiva Recurrente: Los pacientes pueden desarrollar diferentes síntomas al mismo tiempo durante una crisis. Algunos de estos síntomas desaparecen una vez que termine la crisis, mientras que otros permanecen. Los pacientes sufren de crisis recurrentes y acumulan síntomas con cada una, por lo que la enfermedad va avanzando con el tiempo.
  4. Secundaria Progresiva: Es la etapa a la que los pacientes evolucionan después de ser diagnosticados con Esclerosis Múltiple Recurrente Remitente, y dejan de tener periodos de remisión. En particular hay ocasiones en que los pacientes ya no sufren de crisis recurrentes, pero los síntomas nunca desaparecen y continúan desarrollándose, así avanzando la enfermedad rápidamente.

Los casos más comunes de Esclerosis Múltiple son la Primaria Progresiva y la Progresiva Recurrente. Cada paciente puede pasar por cada etapa de forma diferente, pero todos tienen en común una degeneración neurológica.

¿Y qué beneficios tiene la terapia celular en la Esclerosis Múltiple?

La intención principal de la terapia celular para tratar Esclerosis Múltiple es reparar la cubierta de mielina para la conducción adecuada de impulsos electroquímicos, la cual ayuda a mejorar la conexión entre las células del sistema nervioso. Las metas principales de la terapia celular para tratar Esclerosis Múltiple son:

  • Esencialmente, detener el avance de la enfermedad. Las células madre ayudan a controlar la causa, así mejorando el trastorno autoinmune ocasionado por esta enfermedad.
  • Ayudar a recuperar habilidades motoras del paciente.
  • Retrasar la velocidad y severidad de las crisis y síntomas.
  • Regenerar células dañadas en las áreas del sistema central nervioso donde los pacientes tengan lesiones.
  • Disminuir la frecuencia de las crisis, aumentar la duración de los periodos de remisión, previniendo la formación de lesiones nuevas y dándole tiempo al cuerpo para regenerar las áreas dañadas.

¿Cuál es la mejor forma de aplicar la terapia celular para tratar Esclerosis Múltiple?

Lo que mejor se recomienda es realizar el procedimiento más seguro posible. ProgenCell utiliza principalmente células madre autólogas para tratar casos de Esclerosis Múltiple, y se obtienen mejores resultados aplicando las células madre de manera intravenosa e intratecal. La forma más segura de realizar una punción intratecal (inyección lumbar) es con células madre autólogas de médula ósea, ya que de esta forma se evita la posibilidad de rechazo, una reacción adversa o la transmisión de enfermedades. Estamos completamente abiertos a posiblemente utilizar células madre alogénicas, pero solo de manera intravenosa, ya que existe un riesgo adicional si se realiza una punción intratecal con ellas. Creemos firmemente que las células madre pueden regenerar las áreas dañadas del sistema neurológico, pero las células deben tener contacto directo (o muy cercano) al tejido dañado. Por lo que sabemos, la mejor y más beneficiosa opción son las células madre autólogas de médula ósea en fresco, con una viabilidad muy alta (vivas, activas, y no procesadas o congeladas con anterioridad). Las células madre alogénicas pueden usarse en casos donde las células madre autólogas de médula ósea sean limitadas o difíciles de obtener.

Existe una idea errónea de que la obtención de médula ósea es extremadamente dolorosa, pero cuando la realiza un doctor calificado con experiencia, el procedimiento no tiene que ser doloroso. Es importante mencionar que no debe haber dolor alguno, en especial porque es un procedimiento mínimamente invasivo realizado con anestesia local, solo debe causar un poco de incomodidad. Claro que existen casos en que los pacientes tienen antecedentes de tener sensibilidad, ansiedad, o estrés, y en estos casos específicos se puede recomendar una sedación realizada por un anestesiólogo, y se recomienda un ayuno de 6-8 horas; posteriormente se puede llegar a sentir mareo o dolor de cabeza leve.

Cabe mencionar que la mayoría de nuestros pacientes que no cuentan con antecedentes como los anteriormente mencionados, pueden someterse al procedimiento sin anestesia de manera exitosa. Como se trata de un procedimiento ambulatorio, puede tener los mismos beneficios con anestesia local y sin efectos secundarios.

Las células madre alogénicas obtenidas de una fuente segura, como un paciente sano cuyo historial personal y clínico haya sido verificado, pueden aplicarse de forma intravenosa e intratecal una vez que sean procesadas adecuadamente en un laboratorio calificado.

Las células madre alogénicas a las que nos referimos son las siguientes:

  • Tejido de cordón umbilical
  • Tejido adiposo
  • Sangre de cordón umbilical

¿Las células madre de mi médula ósea no están enfermas o viejas?

Nuestro cuerpo tiene la capacidad de crear y almacenar células como si fuera una bodega. Generalmente, una de las fuentes más importantes de células es la médula ósea, dentro de ella se encuentran áreas llamadas nichos celulares, que es donde se almacenan las células. Tales células están en un estado inactivo, lo que significa que toda su actividad se encuentra en pausa temporal. Estas células están vivas pero necesitan activarse, y solo lo pueden hacer con una estimulación adecuada y relacionada a enfermedades, accidentes, o diferentes estados que puedan alterar la función regular del cuerpo. Nuestro organismo solo puede activar un cierto número de celular periódicamente y algunas etapas patológicas exceden la capacidad de regeneración y restauración de ese determinado número celular. Es en este caso que se desarrollan las enfermedades crónicas y nuestro no es capaz de solucionarlo o de revertir el tejido. En una extracción de células autólogas de la médula ósea, la cantidad de células en la muestra obtenida es mayor a la que nuestro organismo usualmente libera regularmente. Las células madre promueven la activación y restauración de células en diferentes tejidos y órganos dañados en el cuerpo de tal forma que puedan mejorar la salud de las personas que sufren de varias afecciones o enfermedades crónico-degenerativas. Todo esto gracias a la terapia celular.

¿La inyección intratecal es segura?

Existe un pequeño grupo de células con la capacidad de atravesar la barrera hematoencefálica. En este grupo en particular, las células madre están privilegiadas ya que mantienen su capacidad. Sin embargo, el número de células que pueden atravesar la barrera hematoencefálica es acorde al número de células madre aplicadas de manera intravenosa e intratecal. El objetivo principal es dar una mejoría directa al tejido nervioso. Como se trata de una aplicación directa, la cantidad de células madre inyectadas es la cantidad de células que llegará al tejido nervioso. No se daña la barrera hematoencefálica cuando se aplican células madre de forma intratecal, tampoco atraviesan algún obstáculo, y se obtiene un mejor resultado y beneficio en nuestros pacientes, ya que pueden recuperarse rápida y fluidamente. La aplicación es segura y no conlleva reacciones secundarias que puedan ser peligrosas para la salud de los pacientes, en su lugar, mejora la reacción del sistema inmune.

¿Un tratamiento es suficiente?

Se tiene que admitir que, una vez analizando todos los trastornos crónico-degenerativos, los pacientes desafortunadamente buscan atención médica una vez que se manifiestan una serie de alteraciones o degeneración en su salud que no pueda revertirse. Con base en esto se puede establecer un tratamiento y puede consistir en tres medicamentos o métodos para lograr una recuperación rápida y temprana, junto con el mantenimiento de un control de salud apropiado. Es por ello que es casi imposible que una aplicación de células madre solucione todas sus necesidades médicas. Un procedimiento generará resultados positivos para el paciente, pero tal vez no los suficientes para detener el progreso de su enfermedad. A menos que el paciente se encuentre en una etapa muy temprana y presente pocos síntomas, recomendamos que se realice más de un procedimiento para aprovechar al máximo el potencial del tratamiento.

La cantidad de aplicaciones y frecuencia de cada tratamiento depende de la condición de cada paciente, y que tan crónica o severa es la enfermedad por tratar. En el caso de las enfermedades neurodegenerativas, los pacientes necesitan más de una aplicación. El tratamiento de células madre en ProgenCell no solo consiste de la aplicación de células madre, sino también de seguimiento personal al caso del paciente, para asegurarnos que tenga una pronta recuperación, junto con el mantenimiento de buenos hábitos, nutrición adecuada, o cualquier necesidad del paciente.

¿Necesito dejar de tomar mi medicamento actual?

La terapia celular no afecta ni interfiere con tratamientos o medicamentos que el paciente esté tomando actualmente. Al contrario, algunos medicamentos utilizados para el tratamiento de Esclerosis Múltiple podrían afectar los resultados de la terapia celular. Por ejemplo, el uso de tratamientos utilizados para crisis, como la cortisona o Ocrevus, puede disminuir el depósito celular en el organismo y causar trastornos metabólicos, por lo que recomendamos el uso adecuado de medicamentos y seguir las instrucciones de su doctor antes de someterse a terapia celular, de esta forma las células estarán a su máximo potencial. Las células madre no afectarán su tratamiento actual, pero su medicamento puede afectar su depósito celular.

Es importante mencionar que todos los pacientes tienen la oportunidad de recibir terapia celular para Esclerosis Múltiple, tienen la posibilidad de mejorar su condición médica actual, así como de vida. Las células madre es un campo de la medicina regenerativa, del cual se hacen investigaciones constantes y nos aseguramos de mantenernos al día con el uso de nuevas técnicas que beneficien a los pacientes. Los procedimientos de ProgenCell están diseñados científicamente y se siguen profesionalmente. Tenemos una meta en mente: una mejoría sustancial de salud con logística simple.

¿Qué puedo hacer para que se evalúe mi caso?

En primer lugar, necesitamos evaluar su información, después nuestro comité médico revisará su caso, su condición médica actual y su historial clínico. Una vez que recibamos toda su información, nos pondremos en contacto para otorgarle las mejores recomendaciones que el doctor tenga para usted. Somos muy honestos sobre nuestras expectativas, ya sea si la terapia celular es una buena opción para usted, o si le conviniese mejor optar por otro tipo de tratamiento. Responderemos todas sus preguntas y, de ser necesario, podemos agendar una llamada con uno de nuestros doctores dentro del comité médico para que lo pueda asesorar. Con base en la evaluación de los doctores podemos proporcionarle una cotización específica para su tratamiento, una vez hecho esto se consultarían las fechas disponibles que tenemos. Tratamos de satisfacer todas las necesidades posibles, pero también es necesario considerar al menos de dos a tres semanas para coordinar detalles adicionales para su visita. Nuestro coordinador de pacientes lo asistirá con su alojamiento, transportación local, o cualquier necesidad especial.

¿Usted o algún ser querido viven con Esclerosis Múltiple? Contáctenos hoy para una consulta GRATUITA o puede llenar nuestro Formato de Evaluación.

¿La terapia con células madre es adecuada para usted?

¡Comience su proceso en línea GRATIS ahora!





    Testimoniales

    × ¿Cómo puedo ayudarte?

    START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH