English: English

Células Madre para EPOC

¿Qué es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)?

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, más conocida como EPOC, es una enfermedad pulmonar progresiva, que empeora gradualmente con el tiempo cuando no se trata. La EPOC suele estar relacionada con otras enfermedades pulmonares como la bronquitis crónica y el enfisema.

La bronquitis crónica se produce cuando la estructura normal de las vías respiratorias de los pulmones se transforma en un estado inflamatorio. Haciendo que el tamaño normal de las vías respiratorias se vuelva más pequeño y con menor capacidad para permitir el paso del flujo normal de aire. Mientras este espacio en los pulmones, se estrecha continuamente, otro proceso ocurre casi al mismo tiempo. Comienza a producirse una hipersecreción de moco en esta zona y con una característica muy densa. Como es muy difícil eliminar este moco alterado en las vías respiratorias, se acumula de forma continua y patológica. Todo lo anterior, provoca una obstrucción en las vías respiratorias e induce toda la sintomatología que los pacientes refieren experimentar y que, lamentablemente, progresa en el día a día. Por lo que los pacientes sienten la sensación de falta de aire, la dificultad para respirar y en la mayoría de los pacientes, la tos continua acompañada de secreciones que se produce incluso durante más de 4 meses.

El enfisema destruye lentamente las paredes alveolares distales hasta los bronquiolos terminales, sin que se produzca una fibrosis pulmonar significativa, lo que interfiere en el flujo de aire hacia el exterior. Lo que induce un menor nivel de oxígeno para llegar a la sangre y a los órganos, y una capacidad disminuida para expulsar el dióxido de carbono fuera del cuerpo. Eso hace que sea más difícil exhalar , es una enfermedad restrictiva.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)?

La EPOC está causada por un daño en los pulmones. Es una enfermedad que tarda mucho en desarrollarse. El daño se produce por la inhalación constante y prolongada de sustancias insalubres. Esto incluye la contaminación del aire, químicos,  gases, vapores o nieblas, el humo del tabaco (incluido el humo de segunda mano) y el polvo.

Una de las principales causas de la EPOC es el tabaquismo excesivo y las sustancias químicas irritantes; los pacientes con EPOC suelen tener más de 40 años y antecedentes de tabaquismo. Cuanto más se fuma, mayor es el riesgo de desarrollar EPOC.

Algunos factores de riesgo de desarrollar EPOC son el asma, los lugares de trabajo en los que se ve obligado a exponerse a productos químicos y humos, así como la inhalación de actividades de polvo. Asimismo, los hogares, a menudo mal ventilados, inducen a las familias a respirar los humos procedentes de la cocina y la calefacción.

Algunos, no la mayoría, de los pacientes con EPOC pueden tener una predisposición genética debido a una deficiencia de alfa1-antitripsina, que es una proteína que puede afectar a los pulmones y al hígado cuando disminuye.

¿Qué puedo hacer para reducir el riesgo de contraer EPOC?

Una de las cosas más importantes es EVITAR fumar. El tabaquismo no sólo provoca la EPOC, sino que también conduce a otras enfermedades como las cardiopatías y el cáncer de pulmón, entre otras.

La mejor recomendación sería dejar de fumar, no exponerse al humo de segunda mano, a los productos químicos peligrosos, etc.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden ser bastante leves al principio, a veces casi no se perciben o no son percibidos por el paciente, razón por la cual a veces no buscan asistencia médica. Y es cuando, por desgracia, en una fase avanzada se hace el diagnóstico. Incluso se puede descartar que se trate de un resfriado, que comienza con tos y dificultad para respirar.

Los pacientes pueden experimentar los siguientes síntomas durante las diferentes etapas de la enfermedad:

  • Dificultad para respirar
  • Tos
  • Resuellos
  • Opresión en el pecho
  • Mucosidad
  • Fatiga
  • Ataques de hipoxia
  • Mareos

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una inflamación crónica e irreversible de las vías respiratorias. En la actualidad, no existe un tratamiento curativo para la EPOC, sólo un tratamiento paliativo y un seguimiento. Posponer un tratamiento para la EPOC puede hacer que se añadan otras enfermedades a la enfermedad pulmonar actual, como afecciones cardíacas, presión arterial irregular e infecciones respiratorias que pueden dañar los pulmones del paciente.

¿Cómo puedo ser diagnosticado?

Para ser diagnosticado deberá acudir a su médico de cabecera para que evalúe su historial médico y sus síntomas. Principalmente se le preguntará si tiene antecedentes de tabaquismo. Se pueden realizar algunas pruebas para evaluar su estado pulmonar dependiendo de su estado actual, se le puede pedir una espirometría, radiografías, niveles de oxígeno, entre otros.

Terapia con células madre para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) ¿Qué se puede esperar?

Uno de los principales objetivos de la terapia con células madre para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica es reducir al mínimo los síntomas del paciente y ayudarle a mejorar su calidad de vida.

Los estudios clínicos realizados con células madre mesenquimales (MSC) han mostrado resultados prometedores en enfermedades pulmonares como la fibrosis, el enfisema, las enfermedades respiratorias agudas, etc. Estas células ayudan a reducir la degeneración del tejido.

Las células madre, en estos estudios clínicos, han demostrado una notable capacidad para modular y disminuir las respuestas inflamatorias que sufre el organismo como consecuencia de estas enfermedades. De esta manera, las células madre ayudan al cuerpo a mejorar en un tiempo más corto, que en el proceso normal de la patología. Incluso participan en la prevención de una mayor progresión de la enfermedad, ayudando a detener la progresión de los síntomas. Además, entre las muchas cualidades que tienen las células madre, también se les reconoce la participación en los efectos inmunomoduladores. Esto significa, que cuando el cuerpo experimenta una activación del sistema inmunológico para auto-atacar al cuerpo a causa de la enfermedad, las células madre actúan suprimiendo esta actividad e interrumpiendo las vías que son perjudiciales y que fueron activadas. Esto, con el fin de volver a un correcto funcionamiento de la actividad inmunomoduladora y una menor lesión del cuerpo. Se ha comprobado que las MSC muestran profundos efectos supresores sobre las células y vías inmunitarias y recientes investigaciones han demostrado que las MSC suprimen las lesiones pulmonares, la inflamación y las enfermedades pulmonares inmunomediadas.

La célula madre ideal no sólo tiene que ser pluripotente, sino que las células madre multipotentes también mantienen una amplia capacidad de diferenciación y proliferativa. Las células madre pueden obtenerse de diferentes fuentes. El primer tipo de fuente es la médula ósea; estas células madre se pueden utilizar en el mismo paciente del que se obtuvieron. Esto asegura tener menos riesgo de reacciones adversas debido a que son las células del mismo paciente. Se conocen como células madre autólogas, han mejorado notablemente la calidad de vida de los pacientes que se someten a este tipo de tratamiento, con un notable menor riesgo y un cambio positivo en la salud. Otro tipo de células madre son las procedentes del cordón umbilical, conocidas como células madre alogénicas. Cualquier tipo de fuente de células madre puede ser eficaz y los resultados están mostrando una diferencia en la calidad de vida del paciente.

En lo que respecta a la terapia celular en las enfermedades pulmonares, la administración sistémica suele ser por la vena, como la infusión intravenosa (IV). La infusión intravenosa se utiliza para infundir células mesenquimales y células madre hematopoyéticas (HSC). Al tener una vía intravenosa evitamos cualquier estrés y molestia adicional al paciente. No se necesita una inyección directa en el órgano. Las células madre son transportadas por la sangre a todas partes, y al ser los pulmones uno de los primeros órganos tras el bombeo de sangre por el corazón, las células madre se injertan en diferentes partes del pulmón ayudando al proceso de regeneración. Dado que la sangre transporta las células madre a todas partes del cuerpo, este método ayuda a cubrir otros órganos para un bienestar general.

Si usted o un ser querido sufre de EPOC, no dude en ponerse en contacto con nosotros en el +1 888 443 6235 o en info@progencell.com e iniciaremos la evaluación de su caso hoy mismo.

References:

Niewoehner D. Structure-function relationships: the pathophysiology of airflow obstruction. In Stockley R, Rennard S. Rabe K, Celli B, eds. Chronic Obstructive Pulmonary Disease. Hoboken, NJ: Blackwell, 2007: 3-19.

Fernando J Martinez, James F Donohue, Stephen I Rennard. The future of chronic obstructive pulmonary disease treatment-difficulties of and barriers to drug development. Lancet 2011; 378: 1027-37





    ¿La terapia con células madre es adecuada para usted?

    ¡Comience su proceso en línea GRATIS ahora!

    × ¿Cómo puedo ayudarte?

    START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH