English: English

Tratamientos de Células Madre y Retinopatía Diabética

Stem Cell Therapy and Diabetic Retinopathy

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes mellitus. Más del 80 por ciento de los pacientes que padecen de diabetes por más de 10 años empezarán a sentir los efectos secundarios sistémicos de la enfermedad, de los cuales la degeneración ocular es una de las manifestaciones más comunes. 

¿Padeces de retinopatía diabética? Llámanos hoy para obtener una consulta GRATUITA o contesta nuestro Cuestionario de Evaluación. 

No hay alertas tempranas para la retinopatía. Sucede cuando se forman vasos sanguíneos y se rompen detrás del ojo, provocando visión borrosa o la prevalencia de manchas de sangre en el campo visual del paciente. Algunas personas solo pueden distinguir entre claro y oscuro, sin poder distinguir detalles o formas. 

El derrame de sangre empeora en unos días o semanas, causando una obstrucción visual parcial o total en el ojo afectado. Eventualmente, la retinopatía diabética puede resultar en ceguera total y permanente en uno o ambos ojos. 

En algunos casos la ceguera puede retroceder una vez que se haya despejado la sangre detrás del ojo, pero esto puede tomar semanas o meses, si acaso. La deterioración de los vasos sanguíneos puede ser permanente y empeorar o extenderse a otras partes del cuerpo. Algunos síntomas a largo plazo de la retinopatía diabética son la visión borrosa, manchas oscuras en el campo visual, y ceguera total. 

¿Por Qué Ocurre la Retinopatía Diabética? 

Bajo condiciones normales, la insulina extrae glucosa del torrente sanguíneo. Sin embargo, en el caso de pacientes con diabetes mellitus este proceso no sucede debido a una resistencia a la insulina o poca producción de insulina. Esto provoca que aumente la glucosa en la sangre, lo cual con el tiempo puede dañar los vasos sanguíneos. Estos vasos sanguíneos debilitados corren peligro de romperse, afectando muchas partes del cuerpo, los ojos siendo particularmente vulnerables ya que los vasos sanguíneos en la cavidad ocular son muy pequeños y delicados. 

Tratamientos para Retinopatía Diabética 

Tradicionalmente ha habido tres tratamientos principales para la retinopatía: cirugía láser, vitrectomía, e inyecciones de un glucocorticoide sintético de acción intermedia en el ojo. Estas soluciones pueden ser efectivas, pero hay riesgos y desventajas asociadas a cada una: 

  • La cirugía láser puede causar daño o pérdida de tejido sano. En algunos casos ha habido pérdida de visión periférica, aunque se haya salvado otro tipo de visión. Puede que se requiera repetir el tratamiento debido a que los vasos sanguíneos siguen dañándose. 
  • Las inyecciones de glucocorticoide sintético son una opción más segura, pero es necesario hacer inyecciones constantes para mantener sus efectos. Además, hay más riesgo de que el paciente llegue a padecer otros problemas oculares, como cataratas o glaucoma.  
  • Una vitrectomía consiste en remover la sangre de la cavidad ocular y drenar el área con una solución salina. Posteriormente el paciente puede llegar a tener más riesgo de contraer una infección, y los tratamientos necesitan ser repetidos. 

Cada uno de estos tratamientos puede aliviar los síntomas de la retinopatía y atrasar la pérdida de visión, pero ninguno puede curar la enfermedad. Se ha aceptado desde hace mucho que el progreso inevitable de la enfermedad es la ceguera, y la mayoría de los tratamientos están más enfocados en su prevención.  

No obstante, una investigación reciente ha hecho disponible una nueva opción de tratamiento. Las células madre pueden ayudar a reproducir nuevos vasos sanguíneos detrás del ojo y revertir el daño presente en los pacientes diabéticos. Esto funciona gracias a que las células madre pueden tomar la forma de cualquier célula que tengan cerca. Un cirujano puede trasplantar las células cuidadosamente a tejidos saludables y así promover el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos saludables. 

¿Cómo Funciona el Tratamiento de Células Madre? 

Nuestro tratamiento utiliza tus propias células madre, no unas extraídas de un donante, tampoco se utiliza tejido fetal. En su lugar, las células madres son activadas por medio de un proceso patentado después de ser removidas de tu propio cuerpo. El cirujano va a extraer las células de tu médula ósea desde tu cadera o tibia y se hará uso de anestesia local durante el proceso. Una vez que se hayan activado y preparado las células madre, se inyectarán nuevamente en tu cuerpo a través de una infusión intravenosa no invasiva directo en la cavidad ocular. 

Las células madre empezarán a formar nuevos vasos sanguíneos, gracias a que tienen fuertes poderes regenerativos. También ayudarán a regenerar nervios dañados y otros tejidos. Los resultados no serán instantáneos, pero se empezarán a notar mejorías una vez que las células hayan podido establecerse y formar tejido nuevo. 

Efectos del Tratamiento a Largo Plazo  

El propósito de este tratamiento es deshacer el daño duradero hecho a los nervios oculares y vasos sanguíneos como resultado de la diabetes. Los síntomas de la retinopatía deben de bajar una vez que existan nuevos vasos sanguíneos y vías nerviosas. Si se completa este tratamiento, junto con otros para controlar la diabetes, se puede evitar tener recaídas en el futuro. Esto quiere decir que la retinopatía no solo se puede atrasar, sino también curar por completo. 

Algunos pacientes reportan haber notado otro tipo de mejorías como resultado de la presencia de las células madre en su cuerpo. Como estas células trabajan en regenerar otro tipo de tejidos, los pacientes pueden tener un aumento de energía y hasta mejoría auditiva leve. 

Cómo Recibir Tratamiento de Células Madre para tu Retinopatía Diabética 

No todos los pacientes califican como candidatos para el tratamiento de células madre, pero este procedimiento puede ayudarte a recuperar tu visión y volver a tener una vida normal. Si te interesa tener más información sobre ProgenCell y cómo te puede ayudar el tratamiento de células madre, contáctanos hoy para una consulta. 

Paso 1: 

Una vez que hayamos evaluado tu historia médica y estado de salud actual podremos determinar si calificas para participar en tratamiento celular. Nuestro comité médico valorará tu caso y determinará si habrá una mejoría sustancial como resultado del tratamiento. De ser candidato, nos pondremos en contacto para informarte de las opciones disponibles y hablar más a fondo sobre los detalles del tratamiento. 

Paso 2: 

Después de brindarte toda la información disponible sobre tu caso en específico, puedes decidir si deseas continuar con el tratamiento. De acceder, procederemos al siguiente paso. Debido a que nuestro tratamiento está en alta demanda, necesitarás ser agendado con al menos dos a tres semanas de antelación.  

Paso 3: 

Antes de que comience tu tratamiento, te asignaremos un agente para que sea tu asistente personal. Este agente te ayudará a gestionar tu tratamiento al proporcionarte con documentación necesaria, haciéndose cargo de los aspectos logísticos de tu caso. También se encargará de la comunicación y tareas administrativas de tu caso. 

Paso 4: 

El día de tu procedimiento llegarás a la clínica y llenarás cualquier papeleo restante antes de entrar a quirófano. El procedimiento en sí durará de tres a seis horas y será bajo anestesia local. Esto significa que estarás despierto y alerta todo el tiempo y que el tiempo de recuperación será corto. 

Durante el tiempo de recuperación tendrás acceso a internet, televisión, y teléfonos para tu comodidad y conveniencia. Nuestro personal estará disponible para responder todas las dudas que tengas antes, durante, o después de tu procedimiento. 

¿ProgenCell es el Lugar Indicado para Ti? 

La investigación de células madre ha descubierto varios procedimientos con valiosas aplicaciones para pacientes diabéticos. Si actualmente padeces de retinopatía diabética o de otros trastornos degenerativos causados por la diabetes, puedes llegar a tener resultados significativos con nuestro tratamiento. 

Recuerda que no todos los pacientes se recuperan a la misma velocidad y no todos tienen los mismos beneficios. Esto es algo que nuestro doctor puede explicarte a gran detalle antes de agendar tu tratamiento. Queremos asegurarnos de que siempre tomes decisiones informadas sobre tu salud, por lo que te brindaremos toda la información posible antes de continuar con tu tratamiento. 

Adicionalmente, es necesario tener en mente que el plan de ProgenCell es a largo plazo. No tendrás resultados inmediatos y debes continuar con tu tratamiento actual. Habla con tu doctor de cabecera acerca de tus planes para que te pueda dar un mayor asesoramiento sobre tus opciones de tratamiento, y como tu tratamiento actual puede continuar a la par con el de ProgenCell. 

Contáctanos hoy si deseas recibir más información sobre ProgenCell, o averiguar cómo te pueden beneficiar los tratamientos de células madre. Nos puedes llamar por teléfono o llenar nuestro Cuestionario de Evaluación para empezar. 





    ¿La terapia con células madre es adecuada para usted?

    ¡Comience su proceso en línea GRATIS ahora!

    × ¿Cómo puedo ayudarte?

    START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH