English: English
Alzheimer y células madre

Tratamientos no farmacológicos para la enfermedad de Alzheimer

Alzheimer y células madre

La enfermedad de Alzheimer es uno de los mayores desafíos de salud en todo el mundo. Esta enfermedad progresiva, que destruye las células del cerebro, roba gradualmente las capacidades cognitivas y funcionales de sus víctimas. No existe una cura para la enfermedad de Alzheimer, aunque varios tratamientos pueden aliviar o retrasar su desarrollo.

Muchas terapias no farmacológicas pueden ayudar a los pacientes de Alzheimer a vivir una vida más larga y saludable, sin ningún riesgo, que incluyen:

Terapia con células madre

Los médicos están aprendiendo cómo las células madre, una de las formas de vida más básicas, pueden tratar el Alzheimer. Las células madre, recolectadas de donantes, se inyectan en el paciente, donde ayudan a reparar las células cerebrales dañadas que están perdiendo conectividad neuronal. La terapia con células madre es uno de los tratamientos no farmacológicos disponibles más prometedores.

Tratamientos externos

Hay dos tipos de terapias neurológicas que se han encontrado para mejorar la memoria y el funcionamiento. La Estimulación Cerebral Profunda es la aplicación de impulsos eléctricos en el fórnix, la zona del cerebro más afectada por el Alzheimer. De manera similar, la Estimulación Magnética Transcraneal de repetición utiliza una bobina magnética, colocada en la frente, para estimular las células nerviosas.

Estimulación mental

Las actividades que mejoran la actividad cerebral pueden ayudar a retardar los efectos de la enfermedad de Alzheimer, como realizar ecuaciones matemáticas, aprender un nuevo idioma o resolver acertijos. Además, los estímulos que involucran la creatividad y el disfrute mejoran la función cerebral, como la arteterapia, la musicoterapia o la aromaterapia.

Terapia dietética

Comer una dieta saludable es particularmente importante para los pacientes de Alzheimer. La investigación encuentra que los pacientes de Alzheimer carecen de la mayoría de los nutrientes esenciales, como las vitaminas A, C, D y E, las vitaminas B y el folato. Una dieta rica en los antioxidantes que se encuentran en vegetales de hoja verde, carnes magras y granos enteros, es lo mejor.

Actividad física

Las actividades que mejoran el bienestar general del cuerpo se utilizan para tratar la enfermedad de Alzheimer. Los ejercicios que se enfocan en la fuerza, la agilidad y la coordinación son especialmente útiles. Caminar, nadar u otras actividades deportivas también son beneficiosas, siempre que el paciente pueda realizarlas con seguridad. El ejercicio regular y moderado, ayuda a mantener el cuerpo y la mente en forma.

Soporte emocional

Debido a que el Alzheimer afecta la vida de manera tan dramática, puede ser una causa importante de depresión, algo con lo que el asesoramiento puede ayudar. La terapia individual, de grupo o cualquier tipo de consejería “hablada” proporciona una salida para abordar la carga emocional de la enfermedad de Alzheimer.

Consiga ayuda

Si usted o un ser querido está luchando contra la enfermedad de Alzheimer y está buscando una intervención segura y no farmacológica, déjele saber a los médicos y al personal de ProgenCell Terapias con células madre, donde diseñaremos un tratamiento con células madre para alzheimer adecuado a sus necesidades. Póngase en contacto con nosotros hoy.

¿La terapia con células madre es adecuada para usted? ¡Comience su proceso en línea GRATIS ahora!

Últimas publicaciones:
Contáctenos:





    Categorías de blog:

    Facebook Comments

    Sobre el autor:

    Deja un comentario

    × ¿Cómo puedo ayudarte?

    START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH